//Relatos del Futuro – Investigación musical del Caribe Colombiano

Relatos del Futuro – Investigación musical del Caribe Colombiano

By |2021-02-10T14:43:56+01:00February 10th, 2021|Categories: Sin categoría|0 Comments

Las historias del mundo se mecen en un sueño profundo que se cuenta a sí misma una y otra vez, es una canción que se ha cantado con el resonar de los tiempos en mil voces diferentes, los poetas cargan el llanto de los parroquianos de cal impávidos por la lluvia cegadora, el dulce arrullo de los espectros abundan las noches de arreboles sin testigos y los nombres de los eventos febriles subvierten su valor para hacerse canción: el sol  que nace en la falda de la ciénaga se desangra a través del río magdalena, se desenfundan los mitos y los misterios en las venas del atlántico que alimentan la nodriza de un sueño tropical; el acordeón, el agua, la gaita, la serpiente, el manglar, los viajeros perdidos, los puertos y la música hacen de relatos del futuro un cronopio con el sentido más propio de contar las historias que le ponen nombre a su tierra, las que construyen el mito detrás del mito.

Relatos del futuro es una radio novela basada en hechos reales e imaginarios, en Sabana Larga y Ponedera, caribe Colombiano, año 2025, ha llegado el cambio climático, es inminente, la ficción propone un escenario que no dista mucho de la realidad actual, la forma que adopta para relatar es tan inmerso como la música que acompaña el relato dramático, la necesidad ha tomado el cauce cultural para contar la realidad innegable a cerca de nuestro futuro como humanidad, estamos pendiendo de un hilo, y ese hilo es tan fuerte como para unir las voces del pasado, con las voces del presente en una canción que paradójicamente, como en estos sueños colectivos, ahora nos narra el anhelo de mejorar la condición de vida con Gaia.

Sonidos de un son vallenato dibujan mecedoras y un rumor de calor incesante en el polvo de medio día que avanza melancólico y baldío por la sombra de una palmera de coco seca del olvido, tizna la brisa en versos con la pureza de un acordeón herido en remembranzas y el nombre de Pello Lara reverbera en el viento, la caña brava supura la viscosidad en el aire y se vuelve música en la agudeza tropical por la vibración hipnotizante del pito atravesao’, o flautas de millo, un clarinete traverso mal llamado flauta que llama la llama viva de la cumbia de Suribana y el difunto José Ávila, narra la vida jornalera que se mece entre la relación ancestral entre tambores, la tierra fecunda y los campos de cultivo de millo, los sonidos dados a los hombres en el goce de los dioses; el puente elemental entre el tiempo es un relevo entre lo viejo y lo nuevo: para cerrar este breve mosaico que compone la lista de este podcast distópico futurista, la cumbia ácida y la acabación de León Pardo en el sonido de sus gaitas policromáticas asesta la senda digital-ancestral en un viaje contemplativo y ciertamente, por momentos placenteramente prolongados, profundo y trascendental.    

La investigación musical realizada por Beatz of all Nationz, teje los relatos en un solo telar, son los sonidos que infundan el sentir de un llamado, la gaita, el magdalena y el repique del llamador, la sombra y el velo que nos transporta al calor, a la tierra seca, a la brisa que enarbola la brasa de 8 soles, el olor a pescado y el zumbido del ventilador en el baile de cortinas. El sentido propio de revisar el territorio a través de sus sonidos no es más que el placer que nos inunda el desempolvar la raíz y sus tesoros, los sonidos que están allí inmersos en un mar inmenso de música, de creaciones y artistas anónimos o en otros casos “underground”, hacen parte de esta lista de  folklor de la costa atlántica: los acordeones de Pello Lara, las flautas de millo a cargo del difunto José Ávila compartidas por su hijo, la cumbia ácida de León Pardo, y Son Suribana, el soundtrack perfecto de una novela cruda, realista y profética que se reproduce en las entrañas del río magdalena y nos arroja al universo de este sueño tropical. 

He aquí el trabajo conjunto de muchas manos, con el ánimo manifiesto de contar, de relatar como mejor nos adopta el mundo con sus afanes, de querer rescatar lo esencial que como crece y brota de la tierra, recae también en sus manos tanto en la voz de sus corazones, el trasegar de los tiempos oscuros se hace claro con la fuerza de los que resisten a través del tejido y a través de la música y la voz de la memoria, allí se resarce el olvido y se crean los sueños que persisten en el lecho de la humanidad. Somos Beatz, somos una nación.  

Leave A Comment